El Arte De La Anamorfosis ?>

El Arte De La Anamorfosis

El Arte De La Anamorfosis

El arte es sin duda una actividad que requiere mucha paciencia, concentración y creatividad, en esta el hombre recrea con una finalidad estética algún aspecto de su realidad o una emoción formando hermosos diseños con ayuda de las herramientas adecuadas para ello.

En el mundo son muchas las personas que se valen de grandes cualidades creativas para el diseño de maravillosas obras de arte, de esta manera muchos han logrado alcanzar una gran fama, mientras otros se encuentran en el recóndito espacio de algún lugar poco conocido, escondiendo ese gran talento que los encausa a recrear tales piezas. Sin embargo, gracias al internet, muchos artistas están siendo conocidos por todo el mundo, dándose un lugar en ese espacio tan basto y lleno de inmensos talentos ocultos.

La vida de los profesionales no es sencilla, pues ellos se encargan de dejar salir su creatividad o distintas cualidades para prestar un servicio, o simplemente ayudar o recrearse de alguna manera. En este orden de ideas, cerrajero 24 horas el Raval ofrece especialistas cuyas principales cualidades se centran en ofrecer servicios de calidad garantizada para la seguridad de su hogar o establecimiento, generando alta confiabilidad y asumiendo un gran sentido del compromiso con los usuarios.

La anamorfosis se considera como una deformación que es reversible, esto ocurre en una imagen mediante un procedimiento óptico, o incluso a través de la aplicación matemática, se pueden interpretar como dibujos que aparecen deformados y que, para verlos naturalmente requieren ser observarlos desde una perspectiva adecuada, eliminando de esta manera la deformación. Suele usarse en el arte, para dar un efecto perspectivo, forzando al observador a situarse de tal manera que desde un determinado punto de vista el elemento visionado cobre una forma proporcionada y clara.

Como primer ejemplo conocido de anamorfosis en épocas antiguas, se encuentra la cara de un niño realizada por Leonardo da Vinci aproximadamente por el año 1485.

Otro ejemplo se presenta cuando un discípulo de Durero, Erhard Schön, se especializó en cuadros con secreto, los cuales representaban obras que, realizadas mediante la anamorfosis, ocultaban imágenes dentro de otras. Siendo así, algunas de sus obras más conocidas fueron Vexierbild y Was sihst du, en esta última a simple vista podemos observar a una pareja besándose, aunque, desde el punto de vista adecuado, se revelará a la pareja manteniendo relaciones sexuales.

Cabe destacar sin duda que la anamorfosis más conocida durante la época antigua es la realizada en 1533 por Hans Holbein en el cuadro denominado Los embajadores. En esta obra puede observarse, en primer plano, una rara figura que intrigó durante años a los estudiosos del cuadro en cuestión, aunque hoy en día se conoce que se trata de un cráneo deformado por un amorfismo.

Artistas reconocidos por la anamorfosis

Entre los artistas que hacen uso de esta técnica tenemos a Julian Beever, este comenzó a pintar sus obras con tiza por las calles de todo el mundo aproximadamente a principios de los 90. Beever usa la anamorfosis para crear una distorsión especial con el fin de dar una impresión tridimensional cuando se ve desde un punto de vista en concreto.

Eduardo Relero, es un artista callejero, pintor y escultor afincado, el cual al igual que Beever, utiliza la tiza como herramienta para crear sus imágenes en tercera dimensión haciendo uso de la anamorfosis. Fue nacido en Rosario donde cursó Arquitectura y Bellas Artes, además de copista en Roma.

Es importante destacar que la anamorfosis no es exclusiva del arte de la pintura, ya que se ha extendido ampliamente en el cine. Como ejemplo tenemos el sistema de filmación CinemaScope, el cual haciendo uso de lentes especiales instaladas en las cámaras de filmación y máquinas de proyección, permite registrar imágenes que producen una pantalla ancha al ser descomprimidas durante la proyección.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *